Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

31/8/13

Vedado de Peñaflor - Alto de Campillo


Lugar de salida: Pasarela del Voluntariado
Objetivo: Vedado de Peñaflor
Desnivel positivo acumulado: 360 metros
Distancia y tiempo empleado: 62 km en 4h15' (con paradas)
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS

Sábado, 31 de agosto de 2013.
Para hoy, teníamos en mente otra ruta por Arguís, pero debido a las numerosas bajas, preferimos dejarlo para mejor ocasión. Así que Félix y yo nos acercaremos al Vedado de Peñaflor. Ya fuí un San Valero, y como es menester el cierzo nos azotó de lo lindo (click para ver la subida anterior al Vedado de Peñaflor).
De la pasarela del Voluntariado vamos hacia la desembocadura del Gállego y de allí por el Anillo Verde Norte hasta la Torre de Los Ajos, allí iremos al puente de la acequia Urdana (viene del Azud de Urdán) y saliendo a la carretera de Montañana, seguiremos hasta Peñaflor, nos acercamos hasta las piscina y cogemos el CR-31, para subir por la casa del Guarda hasta la Torre de Vigilancia Forestal del Vedado, la subida es suave, sin tener ninguna rampa reseñable.

Para bajar volvemos hasta la casa del Guarda y vamos al encuentro del CR-31, subimos hasta el cercano Alto de Campillo (406 m. punto más elevado del recorrido), la subida al vértice geodésico se hace por buena pista pero presenta un par de rampas bastante fuertes, sobre todo la primera, pero se lleva bastante bien.




Desde allí bajamos por buena pista hasta Peñaflor, pero antes nos perdemos un poco yendo a visitar la Ermita de San Cristobal.


Vuelta por pista hasta la Torre de los Ajos y desde allí repetimos itinerario hasta la Pasarela.

29/8/13

La Fuentona de Muriel

campo de girasoles junto a Muriel de la fuente
Lugar de salida: Antiguo refugio de pescadores de La Fuentona
Objetivo: La Fuentona de Muriel
Desnivel positivo acumulado: 25 metros
Distancia y tiempo empleado: 3,25 km en 1h30' (con muchas paradas)
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS

Martes, 13 de agosto de 2013.
Dedicamos la tarde del martes a visitar la Fuentona de Muriel, para lo cual nos acercamos a Muriel de la Fuente, muy cercano a Calatañazor (así que es una estupenda manera de aprovechar un poco más el tiempo y hacer una visita a tan bonito pueblo).
La Fuentona, tal y como informa el folleto que te dan al dejar el coche:
"La gran importancia de este Monumento Natural reside en el propio manantial de La Fuentona. La exploración total de las galerías no se ha llevado a cabo, aunque se han alcanzado los -100 m. en el año 2001, filmado por el programa de RTVE "Al filo de lo imposible" y los -115 en el 2008."
-----
Ver programa Parte 1ª/Parte 2ª
-----
Justo a la entrada de Muriel, sale a la derecha una pista que en poco más de un kilómetro nos llevará al aparcamiento existente junto al antiguo refugio de pescadores ahora convertido en punto de información y taquilla del Monumento Natural de La Fuentona. Tras pagar los pertinentes 3€ por vehículo (tarifa que también incluye la visita a la Casa del Parque del Sabinar, en el cercano y restaurado Palacio de Santa Coloma en la afueras de Muriel), caminamos por el preparado camino al Ojo de La Fuentona.
Esta pasarela evita que caminemos y deterioremos el cauce del río Abión.
El itinerario no tiene ninguna dificultad y, por no tener, no tiene ni desnivel perceptible. En unos minutos cruzamos el río Abión por un puente de madera y ya por la otra vertiente llegamos al desvío a la cercana Cascada de La Hoz.

Por una pasarela, atravesamos el seco cauce del arroyo que baja de la cascada y siguiendo por el camino, en unos minutos alcanzamos La Fuentona.

Contorneamos todo el Ojo de La Fuentona y buscamos un lugar para merendar, como es una hora algo tardana, tenemos toda La Fuentona para nosotros, los últimos rayos de sol, le dan a la aguas una tonalidad de un azulado increíble.

Volvemos sobre nuestros pasos y al llegar al desvío de la cascada, Hugo y yo nos acercamos a verla, nos han dicho que está completamente seca, pero el paseo por el sabinar merece la pena.

Antes de volver, visitaremos la Casa del Parque del Sabinar, está en un antiguo palacio, el de Santa Coloma, hasta hace unos años en ruina total. Está justo a la afueras de Muriel, rodeado por campos de girasoles y de siega.

28/8/13

Rocher de Bellevarde (2.825m)


Lugar de salida: Teleférico de l'Olympique (Val d’Isère)
Objetivo: Rocher de Bellevarde (2825 m.)
Desnivel positivo acumulado: 125 metros
Distancia: 2 km
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS

Viernes, 16 de agosto de 2013.
Este verano hemos pasado uno días en Val d’Isère disfrutando de las increíbles montañas de la zona. Este es el relato del paseo del primer día.
Hoy no hemos madrugado nada. Después del largo viaje en coche y de descargar y ordenar todo el equipaje se nos han pegado un poco las sábanas. Para celebrarlo tomamos un buen desayuno y nos acercamos al centro de actividades acuáticas, donde recogemos nuestra tarjeta  de libre acceso a los remontes mecánicos. Allí al lado subimos al teleférico de l'Olympique.
La estación superior no es el sitio más bonito del mundo. En cuanto sales del edificio te encuentras en una explanada artificial y sin apenas hierba. Un camión y los soportes de los otros remontes mecánicos tampoco ayudan a mejorar el paisaje. Afortunadamente la vista se fija, casi de inmediato, en la imponente presencia de la Grande Motte (3.656m) cubierta por su glaciar. Al final no es una mala forma de tomar contacto con los Alpes…

Desde esta explanada (cota 2.700) podemos ascender a un estupendo mirador por un ancho camino. Eso sí, los primeros metros son un auténtico muro en los que cuesta traccionar. Veo bajar a gente, mal calzada, con auténticos problemas.

Una vez superado el muro, el camino se suaviza mucho hasta llegar a… unas escaleras metálicas (!). Ya no las dejamos hasta la mesa de observación del Rocher de Bellevarde (2.825m). La vista es excelente y se pueden localizar infinidad de picos con ayuda de las indicaciones de la mesa. Incluso llegamos a ver la cima del Mont Blanc. Sólo la cima, porque casi todo el resto del macizo está cubierto de nubes.
Cuando nos cansamos de contemplar el horizonte andamos unos pasos más en dirección oeste buscando un sitio menos escarpado para almorzar.



Recuperadas las fuerzas y, por fin, encendido el GPS (¿para qué tendré yo la cabeza?) volvemos sobre nuestros pasos hasta el teleférico y bajamos en él. 


Mañana más. Hoy sólo hemos estirado las piernas con un micro paseo de un par de kilómetros y 125 metros de desnivel. Casi a 3.000m, eso sí.

---
Otras actividades de este verano por la zona de Val d'Isère:

27/8/13

Pico Frentes


Lugar de salida: Fuentetoba
Objetivo: Pico Frentes
Desnivel positivo acumulado: 300 metros
Distancia y tiempo empleado: 15 km en 4h20' (con muchas paradas)
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS

Viernes, 9 de agosto de 2013.
El pico Frentes, en la Sierra de La Llana, es una destacada montaña muy cercana a Soria. En vertical, bajo su cima nace el río Golmayo dando lugar a un bello rincón, la Cascada de Fuentetoba.
Nos levantamos tarde y además el día se promete caluroso, dudamos pero, al final decidimos acercarnos a conocer la Cascada de La Toba y subir al Pico Frentes.
Aparcamos en la Urbanización La Toba, junto a Fuentetoba. Para llegar al pico es necesario subir a la iglesia de San Martín de Tours y desde allí, seguir un sendero que salva las fajas calizas que defienden la cima.
Hoy en cambio, daremos un largo rodeo, vamos con los peques y preferimos evitar la parte más vertical del recorrido. Así que nos acercamos a visitar la Cascada de La Toba, y después seguiremos el evidente valle para ganar al Oeste la meseta de La Llana, y desde allí, en dirección opuesta seguiremos hacia la cima del Pico Frentes.
La pista se ve algo deteriorada por las lluvias, el recorrido, si bien es suave, se hace duro por el calor de este día de agosto, vamos buscando la sombra que dan las encinas que salpican toda la ruta.
Alcanzamos la meseta superior, y nos acercamos a un amplio cercado de roca con multitud de encinas, el calor está pudiendo con los peques, así que deciden almorzar y esperarme tranquilamente a la sombra.
Continúo por la cada vez más leve pista, hasta que veo un mojón, me desvío al Norte, por las trazas de otra pista, al rato gira 90º al Este en paralelo a la loma cimera, en un nuevo mojón, decido subir a lo alto de la loma y seguir por amplio terreno hasta la cima del Pico Frentes (1375 m.) pero, que nadie piense que ya hemos acabado, aún queda una larga tirada de casi 2 kilómetros.
La vista desde la cima es estupenda, se puede ver casi toda la provincia de Soria, al Oeste, el embalse de la Cuerda del Pozo, más al norte, el Pico Urbión (click para ver la actividad), Castillo de Vinuesa y la Sierra Cebollera (click para ver la actividad), bajo nosotros Valonsadero, ese estupendo parque que tienen tan cerquita de Soria. Y al Este, cómo no, el Moncayo (click para ver otras actividades).
Vuelvo rápido, ya que me están esperando, desando la loma, y en lugar de volver a la pista, sigo por la loma hacia el cercano y poco destacado Pico Celadilla (1347 m.), toca jabalinear un poco, pero se llega fácil, continúo un poco por la loma, hasta llegar a la vertical de un evidente pinar de repoblación, y desde allí bajo como mejor puedo hasta el pequeño encinar donde me esperan. La vuelta la hacemos por el mismo camino de la ida.

26/8/13

Ruta Costera del Norte: Luanco - Faro de Peñas


Lugar de salida: Playa de La Ribera (Luanco)
Objetivo: Ruta Costera del Norte
Recorrido: Luanco-Bañugues-Llumeres-Viodo-Faro de Cabo de Peñas
Desnivel positivo acumulado: 420 metros
Distancia y tiempo empleado: 18,5 km en varios tramos
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS

Varios días de julio y agosto de 2013.
El verano pasado, recorrimos la Senda Costera Naviega (click para ver la ruta) y nos encantó sobremanera, este verano, aprovechando nuestra estancia en la zona del Cabo de Peñas hemos recorrido a trozos la senda costera entre Luanco y el Faro de San Juan de Nieva, algunos tramos los hago con la familia, y otros solo, pero para que resulte más comprensible voy a intentar plasmarlos en un par de entradas del blog, en esta primera el tramo entre Luanco y el Faro de Peñas.
Por la misma razón, he juntado todos estos trozos en uno al que le he quitado las referencias de tiempo para no confundir.
Saliendo de la playa de la Ribera de Luanco (antiguo puerto ballenero), pasearemos junto a la preciosa Torre del Reloj y por la Calle de La Riba, antes de llegar a la playa de Luanco y su puerto nuevo, podremos apreciar la belleza de la Iglesia de Santa María.
Playa de la Riba, Luanco.

Desde aquí iremos ascendiendo hacia un parque, donde un cartel da comienzo a la Senda Peatonal de Luanco a Bañugues.

Este tramo está muy acondicionado, todo el recorrido se encuentra perfectamente señalizado, es más se caminará por un "camino" apisonado y delimitado por madera en casi toda su longitud, además cada cierto tiempo tendremos un cómodo banco de madera para poder descansar, así como una serie de acondicionados miradores para contemplar el mar.

Nada que ver con el tramo siguiente de Bañugues al Faro de Peñas, donde el camino se pierde con facilidad, cuando no, hay que caminar por la transitada carretera, etc.
Volviendo al tema, una vez pasamos junto al cartel que nos indica la Senda Peatonal, ascenderemos hacia la zona de La Atalaya.
La bahía de Luanco.
Echando la vista atrás hacia La Atalaya.
Una vez arriba, podremos acercarnos a un cercano mirador que se encuentra en la Punta de la Vaca, volvemos sobre nuestros pasos a la senda, y seguimos contorneando la costa siempre a la misma cota.
Vista hacia Moniello.
No se pierden metros hasta las cercanías de la pequeña Playa del Moniello, para bajar hasta ella transitaremos por un bonito bosque de eucalipto.

Playa de Moniello.
Desde la playa el camino se vuelve ascendente, hasta el Parque del Moniello, una zona perfectamente acondicionada para pasar un buen rato, o hacer picnic (hay un aparcamiento preparado, donde suponemos cobraran la tarifa habitual de estos lares: 2€). Nuestro itinerario sigue ascendiendo hasta ganar unos pastizales entre los que transitamos muy cómodamente, observando diferentes islotes rocosos y entrantes de mar, hasta llegar a la altura de la Ensenada de Bañugues y, ya por carretera tranquila hasta el aparcamiento de la Playa de Bañugues (2€/día).


Desde la playa, podemos salir a la acera que va junto a la carretera (GO-1) que lleva al Faro de Peñas. Pasamos junto al pequeño puerto pesquero y cruzamos una pequeña pasarela de madera.
Pequeño puerto pesquero de Bañugues.
Vamos por una cómoda pista entre campos de pasto, al poco alcanzamos un mojón kilométrico (P.K. 5,500), un poco más adelante, nos desviamos para, por camino recorrer una pequeña península hasta el punto más lejano, la vista es estupenda, y tan solo lleva unos minutos.

Vista hacia el Faro de Peñas desde el mirador.
De vuelta a la pista, pronto alcanzaremos el pueblo de Bañugues. Ahora nos toca caminar, con precaución, por la carretera sin ningún arcén (GO-1), hasta llegar a un merendero, allí mismo sale una pequeña pista hormigonada que nos bajará a la playa de Llumeres, en una amplia ensenada. El color de la arena es de un tono rojizo, debido a una mina de hierro que se explotaba allí mismo.
Playa de Llumeres.
Desde la playa retrocedemos unos metros, para coger la pista que sube en dirección a Viodo, el track que llevo, en lugar de pasar por el pueblo y continuar por la carretera, va por la costa hacia la cercana cala de Arnelles y a continuación, a buscar el cercano Reguero de la Cueva.
Cala Arnelles, cerca de Viodo.
Es una zona mucho más bonita, así que hacia allí bajo, una vez a la altura de la cala de Arnelles, la pista se convierte en sendero y se adentra en el Reguero de la Cueva, poco a poco, el sendero se va cerrando, las zarzas cruzan a cualquier altura y hacen difícil progresar cómodamente, cuando presumo que debo llegar a una zona más clara, todavía se vuelve peor, en el embarrado sendero tan solo veo una huella de bicicleta (¡si yo lo estoy pasando mal, cómo lo habrá tenido que llevar el ciclista!). Llevo la piernas llenas de arañazos, y de vez en cuando tengo que quitarme arañas de los brazos, maldigo más que Frank de la jungla, ¿quién me habrá mandado a mi venir por aquí?

Por fin acabo el reguero y salgo a una estupenda pista forestal, al poco paso junto a unas casas y alcanzo el trazado habitual al Faro del Cabo de Peñas.

Una vez en la zona del Cabo de Peñas, nos acercamos con los peques al Vértice Geodésico de la Granda (punto más elevado de la zona, 111 metros de altitud).

Podemos recorrer cómodamente los senderos que nos acercan a los acantilados, y asomarnos con la precaución debida para admirar sus paredes de más de 100 metros hasta el mar.



Terminamos la ruta, por un cómodo itinerario didáctico, que mediante mesas de interpretación, nos presentará la fauna y la flora de la zona. Y así llegaremos hasta el mismo Faro de Peñas, junto a la Punta Gaviera, el Norte del Norte como lo llaman en esta zona de Asturias.

Punta Gaviera.

-----