Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3/6/13

Treparriscos XL


Lugar de salida: Sabiñánigo
Objetivo: Treparriscos y subida al Portalet
Desnivel positivo acumulado: 1650 metros
Distancia: 95 km
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS

Domingo, 2 de junio de 2013.
El año pasado nos apuntamos al sorteo de la Treparriscos y no salimos afortunados, a la larga y con las numerosas bajas nos tocó plaza, pero solo acudieron a la cita, Jesús y Félix. Este 2013, no nos hemos apuntado, la inscripción nos parece demasiado cara, y decidimos hacer la ruta por nuestra cuenta. Hemos pensado en hacerla a primeros de junio, y así nos plantamos en Sabiñánigo el primer domingo del mes.
Este año de mala meteo, hemos salido poco con la bici, algunos no hemos llegado a los 200 kilómetros de preparación, ¡a ver como nos va!
Dejamos los coches en el polígono de Sabiñanigo. La temperatura es fresquita, 9ºC, pero hace sol y se está bien, eso si, si miramos hacia la frontera, está todo cubierto y bastante gris.
Nos preparamos y salimos a buscar la carretera nacional. Una vez en la carretera, al poco rato, cogemos el desvío a Larrede. Enseguida la carretera se empina, se llega a la altura del desvío de Latas, un par de curvas, y dejaremos a la derecha el desvío a Satué y algo más adelante el de Javierre del Obispo.
Primer descenso, un par de curvas de herradura, con gravilla, y llegaremos a Larrede, con su estupenda iglesia de San Pedro (s.X), pero unos cientos de metros antes de alcanzar el pueblo, pinchazo, ¡empezamos bien!
Las bicicletas de carbono también se pinchan.

Para colmo, a Jesús se le complica la reparación, algo hace que se le reviente una segunda cámara y nos hace perder bastante tiempo. Menos mal que por aquí la meteo acompaña y no se está mal parado.
Pasando junto a San Pedro de Larrede.
Por Larrede ya pasamos hace poco cuando subimos a Oturia, así que no nos detenemos a admirar su iglesia. Continuamos por la estrecha carretera, en buen estado pero con bastante gravilla, pasamos junto a la Ermita de San Juan de Busa (siglo X), y poco a poco nos acercamos a Orós Bajo, lo atravesamos y enseguida hacemos lo propio con Orós Alto. Enseguida llegamos a Biescas, las calles están muy animadas, se celebra el Corpus y han plantado una carpa en mitad de la calle principal junto a la plaza. Salimos de Biescas por la N260, atravesamos el puente sobre el río Gállego, y antes de coger la A136, aprovechamos para que Jesús ponga algo más de presión en la rueda del pinchazo.
Desde aquí, tenemos unos 6 kilómetros ascendentes hasta el Alto de Búbal, las primeras rampas son suaves, pero a partir de Biescas empezamos a tener el viento en contra, a tramos es bastante fuerte, lo cual unido al aumento en la pendiente nos hace sufrir un poco, sobre todo en el kilómetros que va del 5 al 6, justo cuando se llega arriba.


Desde aquí un llaneo nos llevará al desvío a Panticosa y a una corta rampa que nos deja en Escarrilla. Aprovechamos para parar y tomarnos un refresco y un mini de jamón. Y al rato retomamos la marcha. A la salida del pueblo, la ruta va por el lateral del túnel, además de ser un tramo bastante bonito, se evita el peligro de atravesar este viejo, mal iluminado y peligroso túnel.
Al otro lado del túnel de Escarrila, volvemos a la carretera principal y al poco nos desviamos por la presa de Lanuza, pasamos junto al pueblo del mismo nombre y llegamos a Sallent de Gállego. Parece que empieza a llover, nada grave, algunas gotillas que trae el fuerte viento de altura.
Cruzando la Presa de Lanuza.
Empieza a lloviznear.
Aquí empieza la subida a Formigal con la carretera vieja, primero unas curvas izquierda-derecha, con fuerte rampa, nueva curva a la izquierda (donde el desvío a La Sarra que se va hacia la derecha), otra curva a la derecha, vamos dejando el bosque bajo nosotros y ya, sin tregua, numerosas curvas de herradura hasta Formigal. Son unos 4 kilómetros que se hacen durillos, pero para mi son los más bonitos de toda la ruta. Lástima que la meteo no acompañe.
Peña Foratata vigila como subimos para la carretera vieja de Formigal.
Jesús en las últimas rampas subiendo a Formigal.
Bajamos a la rotonda de Formigal y, aquí Alberto  yo nos vamos hacia El Portalet, Jesús se queda a esperar a Félix que se ha retrasado un poco en la subida a Formigal y van a ir pidiendo los huevos fritos en la cafetería de la gasolinera de Formigal
La subida al Portalet se hace dura, excepto un par de rampas es bastante tendida, pero está lloviendo y hace frío, Alberto que va más fino que yo, y le da tiempo a levantar la cabeza del manillar, dice que cae aguanieve, una vez en la frontera no se ve nada, una densa niebla lo envuelve todo, fotos de rigor y para abajo. Con precaución ya que la carretera está empapada y tenemos los dedos entumecidos por el frío y el agua.
Alberto en la antigua frontera del Portalet.
Llegamos a la cafetería de la gasolinera de Formigal. Los huevos fritos con longaniza hacen su efecto y parece que vamos recuperándonos poco a poco. Tras el café nos volvemos a poner los cascos y para abajo. Hace un frío tremendo, las banderas de la gasolinera ondean, y de que manera a causa del fuerte viento. Estoy helado, me cuesta lo mío entrar en calor, miedo me da el resto de la bajada, como no salgamos pronto de la nube en la que estamos metidos, el catarro no me lo evita nadie.
La bajada es rápida, y sin tiempo a pensar en ello, llegamos al túnel de Escarrilla, me da el tiempo justo a encender la luz trasera de la bici, pero me olvido de las gafas, en una última mirada atrás se que no llevo ningún coche cerca, lo cual aunque veo poco dentro del túnel me hace ir algo más tranquilo. A la salida del túnel, plato pequeño y a cambiar piñones como un loco, enseguida giro con fuerte rampa a la derecha, subida a Sandiniés, un kilómetro de curvas con fuertes rampas, nos llevará hasta el pequeño pueblo y enseguida hasta Tramacastilla, llenamos los bidones y para abajo. En la bajada a la carretera, hay que tener cuidado con un para de curvas bastante cerradas que nos dejan en la A136, pero que con precaución no tienen más problema.
Una vez en la carretera, a volar, tenemos al viento a favor y nos lleva en volandas hasta Biescas, el resto de la vuelta, si bien no se bajan tantos metros, sigue siendo terreno favorable y ayudados por el viento nos hace volver a Sabiñánigo bastante rápidos.

4 comentarios:

Eduardo dijo...

Hola Angel, no sabía yo que también le dabas a la bici de carretera, yo vendí la mía el año pasado que la tenía muerta de asco en el trastero. La verdad que para casi no haber echo kilómetros este año, la salida no esta nada mal, y encima con viento, saludos

Roberto Marín dijo...

Bien Angelito, bien. Sobre dos ruedas siempre un titán.

Felixin dijo...

Este recorrido es el que se ha hecho hasta el año 2012. En septimbre haremos la treparriscos del 2013

Angel dijo...

Eduardo, para los pocos kilómetros que llevábamos, la verdad es que salió genial, una pena que hiciese más viento de la cuenta!
Roberto, a ver si te animas a las ruedas finas.
Felixín, ya queda menos para probar el nuevo recorrido!