Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

31/1/14

Monte Torcedor


Lugar de salida: Aparcamiento del Túnel del Cotefablo
Objetivo: Toronzué
Desnivel positivo acumulado: 560 metros
Distancia y tiempo empleado: 10 km en 5h45'
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS

Miércoles, 29 de enero de 2014.
Aprovechamos el día rosconero para acercarnos al Pirineo a ver si pisábamos un poco de nieve, y tanto que si, ¡qué barbaridad!
Huyendo del mal tiempo, nos quedamos al Sur de la divisoria, en la siempre agradecida zona del Cotefablo. La intención era llegar hasta el Toronzué, pero la gran cantidad de nieve caída nos hizo desistir a la altura del Monte Torcedor.
Paramos en Escuer a echar un café, han limpiado la carretera de nieve, pero del coche a la cafetería, casi hay que ponerse los crampones, jejeje!
Ya en el Cotefablo, la nevada de esta noche, ha dejado entre 30 y 40 centímetros de nieve polvo, la estampa es alucinante.
Cuando atravesamos el Túnel del Cotefablo, vemos como las máquinas quitanieves están terminando su labor de limpieza del puerto y, están dejando limpio el aparcamiento junto al silo de sal de esta parte del Túnel.

Nos preparamos y, nos ponemos las raquetas a la altura del coche y, empezamos a caminar, buscamos el PR que acorta las lazadas de la pista que lleva al Collado de Cotefablo, pero la cantidad de nieve nos hace dirigirnos hacia las bordas para enlazar por encima de ellas con la pista.

Nos toca abrir huella, según vamos ascendiendo la nieve se hace más y más profunda, a la altura del Collado de Cotefablo, toca bajar unos metros y desistimos de continuar por la loma, seguiremos por la pista, al menos el terreno es más llano.








En el siguiente collado, si que dejamos la pista y, continuamos directos hacia el Monte Torcedor, ya en el bosque, con la cantidad de nieve que ha caído, la progresión se hace bastante más exigente, nos cuesta mucho avanzar, y lo que parecía un corto tramo entre los pinos se convierte en un enorme esfuerzo.



Poco a poco nos vamos convenciendo de que no vamos a llegar a Toronzué, que tendremos que conformarnos con llegar al Monte Torcedor.
Una vez fuera del bosque, ya directamente en la loma, nuestro avance en lugar de volverse más fácil, se hace todavía más duro, nos llegamos a hundir hasta la rodilla, ¡y eso que llevamos las raquetas!
Pasamos junto a un gran mojón de piedra, de lejos parecía un abrigo pastoril, pero no es más que un enorme montón de piedras.

Continuamos junto al vallado que delimita las dos vertientes de la loma que lleva al Toronzué, hasta que alcanzamos el punto más elevado del Monte Torcedor.


Un recorrido que no debería habernos llevado más de hora y media, se ha convertido en más de tres horas. Nos abrigamos, comemos un poco y tiramos para abajo. A la altura del gran mojón, nos cruzamos con Nacho, quien nos comenta lo bien que les ha venido nuestra huella. Al momento, pasamos junto al resto del numeroso grupo de Daniel Mur.
Si bien en la cima, nos ha caído algún copo de nieve, ahora se abre un gran claro, el cual nos ayuda a entrar en calor, ya que en la cima nos habíamos quedado bastante fríos.
Continuamos por el mismo itinerario se subida, de vuelta, al aparcamiento.

4 comentarios:

Eduardo dijo...

Guau, menudo paquetón de nieve, tengo pendiente el Toronzue, por cierto se te a olvidado modificar el lugar de salida yel objetivo. Un saludo

Salvador Palos dijo...

Ohh que chulo como disfrutaríais. Mel sudaría. Muy bonito, como siempre, tu publicación. Iros preparando que he empezado mi preparación física (si no se me rompe otra vez algo).

Angel dijo...

Hola Eduardo, gracias por ser uno de mis correctores más preciados.
Si Salva, sudamos de lo lindo, la verdad es que aún con todo, hizo un día bastante bueno y aunque abrir huella sea un suplicio, ver todo el monte recién nevado, bien merece la pena.

José Antonio Duaso dijo...

Vaya excursioncita guapa que nos ha hecho el Angelote... Envidia que das, la verdad. A ver si puedo en no mucho dejaros con los dientes largos con algunas otras cosillas por mi cuenta. Un abrazo.