Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18/2/13

Erata desde Espierre

Panorámica desde la ermita de San Benito
Lugar de salida:Afueras de Espierre, bajo el cementerio.
Objetivo:Erata
Desnivel positivo acumulado:850m
Distancia y tiempo empleado:15km - 6h30'
Archivo GPS (con el recorrido):TrackGPS de la actividad

Sábado 16.02.2013
Salida raquetera con el club C.N.Helios, en principio estaba previsto un clásico, la subida al Bacías, pero la gran cantidad de nieve caída y el elevado peligro de aludes, nos hace decantarnos por una zona periférica, nos vamos a Espierre a subir a Erata. Todo un acierto, ¡nieve desde el mismo pueblo!

Tras aparcar como pudimos, ya que parece que no hemos sido los únicos en tener esta idea, nos preparamos y salimos hacia Espierre, el coche lo hemos dejado bajo el cementerio a unos 200 metros del pueblo y de la Iglesia de San Esteban, de estilo románico tardío.

Aquí mismo empieza la nieve, y algo más adelante nos ponemos las raquetas de las que no nos desprenderemos hasta la vuelta a Espierre, parece mentira, dada la cota a la que nos encontramos, 1200 metros de altitud.

La primera mitad del recorrido es una ancha pista, en la que se sube poco desnivel, ideal para ir calentando los músculos, pero que a la bajada se hace realmente eterna. Como el día acompaña, casi no nos enteramos.

Tras unas zetas, la pista se acaba y comienza una pendiente mucho más empinada, como llevamos bastante gente por delante, no tiene pérdida, tan solo tenemos que seguir la clara huella, en poco rato alcanzamos la concurrida cima.


Decidimos bajar a almorzar a la cercana Ermita de San Benito de Erata, es pequeña y está llena de nieve, pero en sus laterales hay sendos bancos con unas estupendas vistas.
Gabietos y Taillón desde la Ermita de San Benito.
Tras el almuerzo, el grupo se divide, unos deciden volver por el itinerario de ascenso y otros nos vamos hacia Punta Chunda siguiendo el cordal.
Una amplia loma, con una solitaria huella de raquetas, nos va llevando hacia la Punta, que no es más que una pequeña elevación dentro de esta loma. Tras pasar por la loma y llegar a un collado, nos lanzamos en diagonal hacia la pista que se ve abajo en el valle, en unos minutos volvemos a coincidir con la huella de raquetas que nos había guiado por la loma y la seguimos hasta alcanzar una pista que nos dejará de nuevo en la pista que hemos seguido por la mañana.

Más fotos:

2 comentarios:

Eduardo dijo...

El año pasado para estas fechas, estaba todo pelado, y este año, esta a reventar de nieve. Estos picos son siempre muy frecuentados, ya que no ofrecen mucha dificultad, pero se disfruta mucho. Saludos

El tejón dijo...

Buena ruta y buenas fotos.
Un saludo.