Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6/10/11

Ferrata de Santa Elena

Lugar de salida: Aparcamiento cerca de la carretera
Objetivo: Ferrata de Santa Elena
Desnivel positivo acumulado: 200m
Distancia y tiempo empleado: 2,2km - 1h10'
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS de la actividad

Corta ferrata de iniciación. Merece la pena por varias razones, se puede ver la línea P, línea defensiva que se creó en los Pirineos para evitar la invasión por parte de los franceses, en el blog de Roberto lo explica de maravilla, el entorno es muy interesante y la visita a la Ermita de Santa Elena, mediante una ferrata, le da muy buen sabor.
José Carlos en el tercer tramo de la ferrata.
La ferrata en si, es una sucesión de fáciles muros, ninguno complicado. El cable de vida va cambiando de lado un poco a su antojo, y la posición de las grapas es quizá lo más complicado de la vía, resulta más cómodo subir la vía colocando los pies de lado, más que de frente.
Pasado Biescas, seguimos por la A-136 en dirección a Francia, cogemos el desvío señalizado a la Ermita de Santa Elena (hay una pequeña capilla a pie de carretera, no os la paséis), cruzamos el puente y un poco más adelante la bifucación a la izquierda, donde en unos metros llegamos a un aparcamiento donde dejar el coche. Ahora seguimos el PR-HU-78, tras unos carteles está el desvío que en unos 5' nos llevará al cartel informativo que hay al pié de la ferrata.
El primer muro de unos 10 metros, nos deja en otro posible acceso a la ferrata (si no nos hemos desviado bien, podemos empezar desde aquí). El segundo, también de unos 10 metros, nos deja por encima de la pequeña fortificación de la línea P, en un prado donde hay una torre eléctrica, lo recorremos (son tan solo unos metros). El tercer tramo es algo más largo, pero igual de sencillo. Un cuarto tramo vertical nos deja ya en una zona intermedia por la que se progresa fácil, incluso por tramos de sendero. Esta zona se acaba en el muro más largo, pero que también es muy sencillo y se pasa sin dificultad. Salimos a una pista (por la que luego se baja al aparcamiento), y nos encaminamos a visitar la zona de la Ermita de Santa Elena, son tan solo 4-5' de camino y el lugar es estupendo. Fuente y merendero incluido.
De vuelta, si al llegar al cruce con la ferrata siguiésemos la pista en sentido ascendente, llegaríamos al antiguo fuerte de Santa Elena.
Bajamos por la pista, que por largas lazadas nos llevará dando un buen rodeo hasta el aparcamiento.

5 comentarios:

Kike Royo dijo...

Como mola el efecto matrix. Aunque supongo que para hacerlo tuviste que tirar más fotos en ese punto de las que yo echo en todo el fin de semana.

Un abrazo.

Angel dijo...

Si, Kike, al final tiré 8 ó 10 fotos, igual más. Para haber hecho el montaje a partir de fotos sin trípode, la verdad es que el resultado es curioso.

Pilar dijo...

Es verdad, queda "chuli" la foto¡¡¡

Eduardo dijo...

Hola Angel, esta ferrata es la que tiene un puente tibetano, o esa es otra que esta cerca. Por cierto estoy mirando disipadores ¿cual tienes tu? ¿me recomiendas algún modelo o característica que tenga que llevar en especial?, saludos

angel dijo...

Hola Eduardo, la ferrata de los puentes tibetanos es la de Peñas Juntas en Bierge.
Para disipadores tienes varias opciones, con placa, con lo que soportan varias caídas (¡no te caigas, eh!), de cinta cosida (al caerte se saltan las costuras, absorbiendo la caída, ¡de verdad, no te caigas!) e incluso hacértela tu mismo, te compras un par de mosquetones para ferrata, una placa de absorción (http://www.barrabes.com/tienda/material-escalada/p-7387-d-1243-v-21467/kong/kisa-kong-impact-shock-absorber.html) y unos metros de cuerda dinámica de 9-11 mm según tu peso.