Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

28/8/13

Rocher de Bellevarde (2.825m)


Lugar de salida: Teleférico de l'Olympique (Val d’Isère)
Objetivo: Rocher de Bellevarde (2825 m.)
Desnivel positivo acumulado: 125 metros
Distancia: 2 km
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS

Viernes, 16 de agosto de 2013.
Este verano hemos pasado uno días en Val d’Isère disfrutando de las increíbles montañas de la zona. Este es el relato del paseo del primer día.
Hoy no hemos madrugado nada. Después del largo viaje en coche y de descargar y ordenar todo el equipaje se nos han pegado un poco las sábanas. Para celebrarlo tomamos un buen desayuno y nos acercamos al centro de actividades acuáticas, donde recogemos nuestra tarjeta  de libre acceso a los remontes mecánicos. Allí al lado subimos al teleférico de l'Olympique.
La estación superior no es el sitio más bonito del mundo. En cuanto sales del edificio te encuentras en una explanada artificial y sin apenas hierba. Un camión y los soportes de los otros remontes mecánicos tampoco ayudan a mejorar el paisaje. Afortunadamente la vista se fija, casi de inmediato, en la imponente presencia de la Grande Motte (3.656m) cubierta por su glaciar. Al final no es una mala forma de tomar contacto con los Alpes…

Desde esta explanada (cota 2.700) podemos ascender a un estupendo mirador por un ancho camino. Eso sí, los primeros metros son un auténtico muro en los que cuesta traccionar. Veo bajar a gente, mal calzada, con auténticos problemas.

Una vez superado el muro, el camino se suaviza mucho hasta llegar a… unas escaleras metálicas (!). Ya no las dejamos hasta la mesa de observación del Rocher de Bellevarde (2.825m). La vista es excelente y se pueden localizar infinidad de picos con ayuda de las indicaciones de la mesa. Incluso llegamos a ver la cima del Mont Blanc. Sólo la cima, porque casi todo el resto del macizo está cubierto de nubes.
Cuando nos cansamos de contemplar el horizonte andamos unos pasos más en dirección oeste buscando un sitio menos escarpado para almorzar.



Recuperadas las fuerzas y, por fin, encendido el GPS (¿para qué tendré yo la cabeza?) volvemos sobre nuestros pasos hasta el teleférico y bajamos en él. 


Mañana más. Hoy sólo hemos estirado las piernas con un micro paseo de un par de kilómetros y 125 metros de desnivel. Casi a 3.000m, eso sí.

---
Otras actividades de este verano por la zona de Val d'Isère: