Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

15/9/12

Taillon


Lugar de salida: Aparcamiento del Col de Tentes
Objetivo: Pic de Taillon
Desnivel positivo acumulado: 970 metros
Distancia y tiempo empleado: 15,15 km en 7h
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS de la actividad

Domingo, 9 de septiembre de 2012.
Tras la jornada del día anterior en la que subimos al Pic de Milieu y al Grand Tapou, bajamos la pista a Gavarnie y remontamos la carretera que nos lleva al Col de Tentes. Decidimos no montar la tienda, por que tras lo que parecen unas tormentas pasajeras, un gran atardecer da lugar a otra estupenda noche estrellada. La noche se hace más fría que la anterior, hasta el punto que José Carlos se refugia en el coche para pasar la última cabezada antes del amanecer. Desayunamos y salimos hacia el collado de Bujaruelo.


El primer tramo de recorrido se hace por la carretera cerrada que lleva hasta el collado de Bujaruelo (2258 m, Col de Bucharo, a este lado de la frontera).
En el collado se gira en dirección Este y, sin subir mucha altura llegamos al cruce con el camino que viene de Gavarnie (2439 m). Desde aquí y, para alcanzar el collado de Serradets (2592 m) hay que atravesar el torrente que baja del Glaciar del Taillon, a estas horas baja poca agua, nada que ver con la que nos encontraremos a la vuelta. Una vez en el collado de Serradets, nos encaminamos hacia el Refugio de Serradets.
Sin parar en el refugio, remontamos la morrena hacia la Brecha de Rolando. Algo ha cambiado desde la última vez que he caminado por aquí, ha desaparecido el helero que bajaba de la Brecha y, que por el lateral de la morrena se quedaba algo por encima de Serradets. Ahora sin la cobertura del helero, los restos del Glaciar de la Brecha son meramente anecdóticos.
Un vez en la Brecha, por territorio español, vamos contorneado el Bazillac hasta la Falsa Brecha y el Dedo. Unas rampas suaves por el filo del lomo que antecede al Taillon, nos deja poco a poco bajo su amplia cima.


Con el Bazillac detrás, remontando las rampas finales.
Tras el almuerzo, pues nos hemos plantado en la cima a las 11, bajamos hacia el coche por el mismo camino que para el ascenso. Si a la subida hemos ido coincidiendo con numerosos grupos, a la bajada es cuando de verdad te das cuenta que estás en uno de los tresmiles más transitados del Pirineo. Lo asequible que queda desde el coche, son menos de 1000 metros de desnivel, la belleza del itinerario, junto con que no es un itinerario difícil, hace que sea uno de los tresmiles con los que empieza la gente.


Más Fotos:
   
   
   
   
   
   

1 comentario:

Eduardo dijo...

Hola Angel, has retomado con fuerza las actividades después de las vacaciones.Por Francia es fácil, pero por España es una buena caminata, saludos